Intercambio navideño

intercambio navideño
El intercambio navideño y otras costumbres no menos inesperadas.

Intercambio de ropa y artículos

Aunque es un gesto de descortesía, muchas personas terminan, discretamente, regalando su obsequio de intercambio. Me pasó a mí. En anteriores posadas he sido destinatario de pijamas, bufandas y gorros que mis amigos obtuvieron en intercambio.

¿Qué si yo lo he hecho? Sí, pero más por mi conciencia ecológica y por la falta de espacio que por desconsideración, malacrianza o por cuestiones económicas.

De hecho, desde que descubrí que hay una tienda de intercambio de ropa Te-lo-cambio ─cuyo catálogo puedo ver sin necesidad de salir de casa─ este problema ya se me resolvió.

Luego acudo con el obsequio en cuestión a la tienda, y como casi todas las veces aún conservan las etiquetas e incluso el precio que mis compañeros se esforzaron por enfatizar, pronto me las reciben y entonces ya puedo cambiarla por algo que sí me gusta.

En estas ocasiones es cuando me pregunto qué tan observadoras son las personas. Es curioso que no sepan mis gustos, talla y personalidad si convivimos cinco o seis días a la semana, ocho horas al día. ¿Por qué no preguntan, por ejemplo, cuál es mi color favorito?

En fin. Recomiendo ampliamente que conozcan el concepto Te-lo-cambio, seguro se llevarán una sorpresa con la cantidad de ropa seminueva, y a veces técnicamente nueva, que uno puede hallarse en este bazar.

Ironías de la suerte

Resulta increíble que todo aquello que recibimos ─nos guste o no─ tenga tanto valor. (Ahora veo con claridad porque en las bodas, quinces años y aniversarios es tan importante la mesa de regalos.)

Y de seguro, ironías de la suerte, encontrarán ese gorro, pijama, suéter, camisa, playera, falda, chaleco, torera, blusa, chamarra y otras prendas más que durante el consabido intercambio navideño se esmeraron en comprar, o más chistoso aun, lo que tú regalaste.

Por Juan Carlos Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *