vestir a la moda

El alto costo ecológico de vestir moda rápida

Los océanos y vertederos cada año reciben poco más de medio millón de toneladas de microfibras y prendas en buen estado. Conoce como afecta vestir moda rápida al medio ambiente.

 

El alto costo ecológico de vestir moda rápida

¿Sabías que? Confeccionar unos jeans requiere de 7,500 litros de agua, esta cantidad equivale al líquido que bebe una persona en un periodo de vida de siete años.

Quizá este dato suene irrelevante, sin embargo, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, la producción de ropa se duplicó el doble en cifras de 2004 a 2014.

Para situar el contexto de lo alarmante del tema porgamos de ejemplo los números que reportó la ONU sobre la conferencia de Desarrollo y Comercio (UNCTAD).

La industria del vestuario cada año emplea 93.000 millones de metros cúbicos de agua, lo que equivale a un volumen suficiente para satisfacer las necesidades de cinco millones de personas de una población urbana.

Por otra parte, los océanos, playas y vertederos cada año reciben poco más de medio millón de toneladas de microfibras y prendas en buen estado lo cual representa un promedio de tres millones de barriles de petróleo.

Tan solo en un par de números de los señalados en la conferencia sobre Desarrollo y Comercio. El resultado de ello es un alto impacto ecológico, social y económico.

No malinterpretemos la necesidad de vestir ropa nueva con el daño que podamos generar al medio ambiente. La razón de lo anterior se debe al modelo de negocios de la llamada “moda rápida”.

El concepto de fast fashion responde a la industria que produce grandes volúmenes de ropa, accesorios e incluso muebles con el objetivo de rotar de forma rápida los inventarios de los productos.

El efecto que origina la «moda pronta» en las personas es la percepción de urgencia y la necesidad de renovar el guardarropa en un periodo de tiempo muy breve (cada dos o tres meses) dando como resultado un alto impacto ecológico.

El papel que desempeñamos como compradores tiene influencia en el desarrollo de nuevos modelos y estrategias de consumo.

En La Pulga estamos comprometidos con el medio ambiente. Nuestra misión es poder darle una segunda oportunidad de vida a las prendas que ya no quieres o que simplemente ya no amas.

Conoce nuestro catálogo en línea y descubre los increíbles atuendos que tenemos para ti. Recuerda que, vestir siempre con ropa nueva no siempre es la mejor opción. Repara, recicla y reutiliza.

 

Fuentes

Villemain, C. (2019). “El costo ambiental de estar a la moda”. ONU.org. https://news.un.org/es/story/2019/04/1454161

Redacción. (2021). “Fast fashion: de tu armario al vertedero”. México: GrenenPeace. https://www.greenpeace.org/mexico/blog/9514/fast-fashion/

López, M. (2015). “Fast fashion y su impacto ambiental. Argentina: Fido Palermo. https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/actas_de_diseno/detalle_articulo.php?id_libro=534&id_articulo=10904

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *