Cinco consejos para el cuidado y vida útil de tus prendas

Gran parte de la transición de prendas de vestir a otras recae en el cuidado que les damos. Por ello, te decimos cinco consejos para el cuidado de tus prendas y para alargar su vida útil.

ropa

¡La ropa no ha muerto, larga vida a la ropa!

La expresión ritual de origen francés por la que se daba la transición de una monarquía a otra, “¡el rey ha muerto, larga vida al rey!” hoy la sustituiremos por: ¡la ropa no ha muerto, larga vida a la ropa!

De acuerdo con un estudio realizado por la Fundación Ellen MacCarthur —que tiene por objetivo investigar y desarrollar modelos de negocios sustentables a través de la economía circular—, en el presente se usa un 36.6 por ciento menos la ropa que hace algunos años.

Lo expuesto en las líneas anteriores corresponde a que, si antes usabas una prenda de vestir por arriba de treinta veces, hoy esa misma prenda la vistes menos de veinte. En gran parte, la transición de un ropaje hacia otro concierne a los cuidados que le damos.

Las prendas que uno viste constituyen una parte de historia y recuerdos que se quedarán en nuestra memoria. Recordar lo que uno lleva puesto en una ocasión especial, en una cita, de viaje, al salir al café o al estar confortable con el entorno conlleva a prestar atención al cuidado y la vida útil de nuestros enseres textiles.

Por ello, en Te Lo Cambio te decimos cinco consejos para el cuidado de la ropa y alargar la vida útil de tus prendas.

prendas

Cinco consejos para el cuidado y vida útil de tus prendas

1. Usa la lavadora con cautela y sabiduría

Son distintos los errores que se cometen a la hora utilizar la lavadora. Desde no separar los colores hasta introducir ropa delicada, además de lavar en exceso. Te aconsejamos que antes de meter las prendas a lavar consideres darle vueltas al armario y rotar el número de veces que te pondrás la prenda.

2. Ciclo de secado y guardado

Con ello nos referimos a poner atención a la ropa que debe airarse inmediatamente después del lavado. En caso de optar por la secadora, revisa el tipo de temperatura que requiere la prenda, sea mezclilla, lana, algodón, seda, etcétera.

Para el guardado, es menester separar lo que debe ir en ganchos y lo que se puede doblar, de esta forma estarás evitando arrugas, rasgaduras y/o posibles daños a las prendas.

3. Productos con prudencia

Elegir los tipos de detergentes y productos de limpieza también tendrá impacto en el cuidado de tu ropa y en el medio ambiente. Por tal motivo, te recomendamos revisar antes el contenido y la forma de uso de los productos, así como probar marcas genéricas, ya que muchas veces este tipo de detergentes contiene menor cantidad de químicos que dañan los tejidos de las prendas.

detergente

4. Ropa delicada, ropa cuidada

Aquellas prendas que son confeccionadas y consideradas como delicadas merecen un doble cuidado. Aunque exista el ciclo de lavado delicado con jabón neutro y el centrifugado, la realidad es que no se recomienda usar este tipo de medios para su limpieza, por lo que el lavado a mano y secado a la sombra son la mejor opción.

5. Ropa de temporada guardada

La idea de este consejo es reservar espacios para guardar la ropa de temporada y toda aquella que necesita ser preservada. Por ejemplo, los atuendos de fiesta, vestidos para ocasiones especiales, chamarras, bufandas y accesorios. Si consideras que no tienes muchos sitios donde guardar tu ropaje, no te preocupes, puedes checar en este artículo el método KonMari para ordenar los espacios en casa.

clóset

¡Ya no más prendas desechadas! Toma nota de estos consejos y dales un mejor cuidado a tus prendas, alargando la vida útil de tus enseres textiles. ¿Qué haces tú para que la vida de tu ropa dure más? Compártenos tus tips aquí abajo.

Si deseas conocer más artículos del mundo del trueque y la moda sustentable, dale clic aquí.

 

 

 

Por Leo Morquecho │

 

 




Dejar un comentario