Ganar espacio en el depa

depa

Vivo en un depa del Infonavit, me casé y ya no hallo qué hacer con tanta cosa que tengo y que está como nueva.

Depa optimizado 

Desde que hice un inventario de lo que tengo y ya no uso, puse un poco de orden dentro del caos y gané espacio.

Enseguida ofreceré en intercambio, vía Te lo Cambio, toda esa ropa que compré y solo usé una vez, y otra que no sé cómo llegó hasta aquí.

En realidad, lo que a este incipiente matrimonio le hace falta son muebles, artículos de cocina y electrodomésticos.

Pasé la voz de la aplicación a una amiga, Karen, quien también acaba de mudarse a una pajarerita Infonavit, y me comentó que en menos de una semana ganó espacio. 

Ella buscaba acondicionar un lugar para su gathijo: Bigotes. Donde antes había una caja de ropa que ella consideraba pasada de moda, ahora hay un cojín puff.

depa

Es increíble la cantidad de espacio que uno desaprovecha y cómo con el tiempo uno se llena de cosas que ya no quiere (no en balde Daniel Defoe decía: “amamos hoy lo que mañana odiaremos”).

Al mismo tiempo, el espacio se va volviendo cada vez más un lujo. Me comentan mis amigos de Nueva York que allá un espacio de la mitad del tamaño de uno del Infonavit es mucho más caro.

Leo que en China y en las favelas brasileñas la gente vive hacinada y que le corresponde un metro o dos por persona. ¡Qué terrible! Y uno quejándose. 

depa

Quelle surprise

Me doy de frente con que estoy subiendo de peso y necesito hacer deporte. Presiono mi teléfono, abro mi aplicación, y, ¡oh sorpresa! Ahí hay unos patines en intercambio como los que siempre quise. Los campos magnéticos se cargaron.  

 

Juan Carlos Cruz │

Dejar un comentario