La sutileza del truque en la agenda global

trueque

Todos hemos escuchado del trueque. Amado por muchos, odiado por otros, dependiendo de qué lado de la mecha se encuentren. Generalmente el trueque resurge como protagonista, como el as bajo la manga cuando las probabilidades no ayudan.

Este sistema de comercio primitivo esta subestimado. ¿Por qué? El dinero solo es un mediador u herramienta, es cierto que diversifica infinitamente tus opciones, pero el beneficio siempre es el producto o servicio. El trueque podría hacer ver el dinero como obsoleto y por eso es un sistema revolucionario.

Más aun refiriéndose al dinero como un papel sin valor, ya que su valor se mide principalmente en confianza. La necesidad de cotidianidad y predictibilidad del humano actual empoderan a un sistema que hace ver de una manera más sencilla la de medir el valor de las cosas.

Es cierto que el dinero ha impulsado el desarrollo humano, el capitalismo ha impulsado nuestra sociedad más rápido que cualquier otro sistema. Pero también es cierto que la ha hundido más que cualquier otro sistema.

Por eso te contaré algunos ejemplos de la eficiencia del trueque para mitigar la hegemonía: monopolios, bloqueos económicos y comprar submarinos de la Unión Soviética.

17 submarinos por refrescos

Durante la guerra fría, la Unión Soviética estuvo aislada en todos los sentidos, no exportaba ni importaba ningún producto o servicio con el mundo occidental. Hasta 1972, cuando Pepsi y la sutileza de su presidente Donald Kendall lograron negociar con la Unión Soviética la venta y distribución de Pepsi, una marca capitalista norteamericana.

El problema durante la elaboración del contrato vino a la hora de determinar la forma de pago. El rublo no podía ser intercambiado en los mercados internacionales por lo que se tuvo que emplear una gran astucia para buscar soluciones.

Misma que llegó desde el lado ruso más emblemático: vodka. El acuerdo al que se llegó permitió a Pepsi la oportunidad de comerciar en estados unidos grandes cantidades de Stolíchnaya, una marca moscovita de vodka.

Como contrapartida, Pepsi comenzó a elaborarse y distribuirse en la unión Soviética. Siendo el primer producto occidental, del bloque capitalista que desembarcaba en el régimen comunista.

Para la década de los 80, los rusos consumían mil millones de latas de Pepsi al año, fabricadas en las 21 plantas abiertas entre sus fronteras. Sin embargo, a medida que la unión soviética entraba en colapso con la crisis económica y desintegración territorial las negociaciones con Pepsi se complicaban.

De esta forma en 1989 surgió el intercambio más extraño en mucho tiempo. Kendall tuvo que aceptar la entrega de obsoletos barcos y submarinos de guerra rusos como método de pago. Pepsi se convirtió en el propietario de 17 submarinos Diesel, un crucero, una fragata y un destructor vetustos, lo que la convirtió en la virtual séptima potencia mundial en flota submarina convencional, es decir, no nuclear. Todo fue desguazado y vendido como chatarra. 

Bloqueos y sanciones económicas

Es bien sabido que quien no quiera cooperar en los saqueos, digo, intervenciones humanitarias occidentales se verá envuelto en muchos problemas. Primeramente, las sanciones económicas, o bloqueos económicos.

Esto pone en serios problemas al país intervenido o castigado, por eso Irán, Malasia, Turquía y Catar propusieron a la Organización de Cooperación Islámica un sistema de trueque entre estas naciones.

Mahathir, el primer ministro de Malasia señala cómo es importante para el mundo musulmán ser autosuficiente para enfrentar amenazas futuras.

“Dado que el mundo es testigo de cómo las naciones toman decisiones unilaterales para imponer tales medidas punitivas, Malasia y otras naciones siempre deben tener en cuenta que se puede imponer a cualquiera de nosotros” aseguró el Mahathir.

La Cumbre árabe asegura que podría funcionar adoptar un sistema de trueque entre ellos. También proponen usar su dinar medieval como moneda de cambio.

La Cumbre invitó a los 57 países de la Organización de Cooperación Islámica, solo asistieron 20 y fue criticada por Arabia Saudí, Egipto y otros países árabes, pero aliados de Estados Unidos.   

Se les juzga de tener intereses radicales, de terrorismo, cuando lo único que se busca es soberanía legitima. Erradicar el peso abusivo del dólar, la influencia y políticas punitivas norteamericanas.

El cinismo es irreal, los argumentos son irreales, la traición entre países hermanos es irreal. Los países árabes aliados de estados unidos argumentan que estas políticas de trueque y búsqueda de soberanía e independencia socavan la legitimidad de sus creencias e instituciones como la OCI.

trueque

Hacia un mejor futuro

Este tipo de temas políticos y económicos que tienen mucho peso en la agenda global normalmente están sobrecargados de cinismo y mentiras. Realmente es un tema en el que las cosas están muy trastornadas y casi nada es lo que parece.

Por ejemplo, cuando la religión interviene en los planes de los países, misiles de 750 000 dólares para matar a alguien que vive con un dólar al día, nacionalismo; el pecado del acomplejado. Tantas mentiras o fraudes salen a la luz, lo bueno es que hoy cualquiera se pude informar.

Ahora, donde nosotros vivimos, ¿qué tan real es que América Latina pueda seguir el ejemplo de la Cumbre árabe que busca erradicar la hegemonía del dólar? ¿En un futuro una unión latinoamericana con una mentalidad nueva, cambiando el saqueo por el progreso, será capaz de dejar de ver un dólar como una moneda infalible?

Podrían faltar muchísimos años, sin embargo, algo que nos ha enseñado la historia, es que ningún reino, imperio, país puede ser el más poderoso para siempre. Desde Mesopotamia hasta Estados Unidos todo cae por su propio peso, y la batuta para ser el más importante fue y será pasada a alguien más.

Tal vez por eso Estados Unidos está como está, podría ser comparado con cualquier reino en decadencia. Y en ese escenario primero habrá negación, después el caos se apodera del contexto social, y la peor cara se muestra cuando estás muriendo y sabes que vas a morir.

 

Por Arturo Fragozo│

 

Referencias

David Barreira. (2019). “El extraño intercambio de la URSS con Pepsi: 17 submarinos por refrescos”. España: El Español. Recuperado en agosto del 2020 de https://www.elespanol.com/cultura/historia/20190311/extrano-intercambio-urss-pepsi-submarinos-refrescos/382462033_0.html

Mariana Baabar. (2019). “Malaysia, Turkey, Iran, Qatar coin new plan: Gold, barter to beat future US sanctions”. Estados Unidos:  International The News Sitio. Recuperado en agosto del 2020 de https://www.thenews.com.pk/print/587016-malaysia-turkey-iran-qatar-coin-new-plan-gold-barter-to-beat-future-us-sanctions

 

Dejar un comentario