Renovar ecológicamente la ropa de tus peques


renovar

 Renovar ecológicamente la ropa de tus peques es más fácil de lo que crees.

Intercambio de ropa de niños y niñas

Nuestros bebés crecen a una velocidad vertiginosa y con la misma celeridad abandonan sus ropitas. Felizmente, ya hay un esquema para intercambiarlas. Veamos el caso de Otilia y Constancia:

—Mi niña creció bien rapidísimo, ¡Dios! Qué pronto pasa el tiempo, es como un sueño. Apenas ayer era una bebé de brazos y ahora ya anda corriendo y gritando por todo la casa. ¿Qué hago con la ropita que ya no le queda?

—¿Por qué no la intercambias? Se encuentra en perfecto estado, ¿no es verdad?

—Sí. Mucha ropa, como uno de esos mamelucos que tienen orejas de osito, solo se los puso a lo máximo dos veces… Pero ¿dónde las cambian, o qué? 

Esa radiante mañana de otoño, en ese café buffet, Otilia sacó de su bolso un teléfono inteligente. Acto seguido, buscó en la pantalla la página del lugar donde intercambian ropa y mobiliario en perfecto estado.

—Mira, mira, aquí puedes llevarla para que te la valoren —deslizó las imágenes—. Enseguida te ofrecen créditos para que tú puedas intercambiarla por alguna prenda o algún artículo que te guste. Te voy a pasar el link.

—Órale, está superbién. A ver.

—Sí, ahí encuentras lo que no te imaginas. Esta blusa Zara, por ejemplo, aquí mismo la intercambié por unos pantalones efecto piel que me entusiasmaron una sola vez y que me aburrieron a la segunda. También ahí conseguí esta boina francesa, ¿a poco no está bien cool

—La verdad sí, amiga, se te ve linda. Pues, oye, me late. Así uno se administra mejor y además cuida el medioambiente.

renovar

Fácil y ecológico

Luego de ese desayuno con su amiga Otilia, Constancia visitó la página, hizo una cita con los curadores del lugar y al cabo, nuestra amiga intercambió la ropa de su pequeña Yiyi por una carriola y otros artículos en el lugar que le recomendaron.   

 

Juan Carlos Cruz │

Dejar un comentario